perfos




  Presentación del 31 de octubre de 2014 







Patricia Bouzas y Paola Pereira presentan Azcuénaga 280  Foto: RJPP





Crónicas

...Y para cerrar esta columna quiero felicitar a mi compañero de letras y amigo con el que compartimos actualmente las enseñanzas del escritor Alberto Laiseca y me refiero a Sebastián Pandolfelli a quien ayer estuvimos acompañando en la presentación de un libro que recopila historias y sentimientos: “Lanús” de Editorial Cencerro en el cual une sus letras con Patricia Bouzas, “Peter Pank”, Edgardo Scott, José Fraguas y Jorge Quiroga. “El Club del Diamante”, “El pájaro”, “El Polaquito de Lanús”, “Cruzar la avenida” y “Lanús” son los textos que arropa este libro que fue recibido con mucho éxito y el cual cobró vidas con los autores quienes compartieron con nosotros sus lecturas y experiencia.  
                                                                              Magda Bárcenas Castro


http://www.milenio.com/firmas/magda_barcenas_castro/Santa-Fe-girasoles-Editorial-Cencerro_18_401539894.html





                                                                                                                          

Queridos amigos: 
                               Justamente quería escribirles para comentarles lo bien que la pasé el viernes en el regreso al Pasco ! Sentada viendo las presentaciones de los videos, escuchando las lecturas y conversando con los amigos, yo pensaba WOW ! qué maravilloso trabajo ha venido haciendo Cencerro durante estos 10 años!
La verdad es que me sentí muy afortunada de poder participar en un proyecto "very trendy" como diría Lady Newell. Es decir, para mí resulta cada vez es más evidente que se trata de una lectura realmente personal, un proyecto literario distinto, que hace de la escasez de estos líndisimoa libritos algo para atesorar. 
En fin, honestamente creo que Cenerrro es una de las operaciones editoriales más interesantes realizada en los últimos tiempos sobre la literatura en  Argentina. 
Cariños totales !                
                                                                                                        Adriana de Miguel       
                                                                                                                                              



Crónicas de Lady Newell
  

FIESTITA POÉTICA I
Palermo, 11 de julio 2003

Hola, amigos. Quería contarles que los otros días me invitaron a una fiestita poética que organizo mi amigo Jos - de ahora en más el editor- para el lanzamiento de su nueva editorial Cencerro.
En la fría noche del viernes, en una oscura y secreta esquina en los lindes de Palermo, está Mantis. Refugio araánido un tanto cyber de modernos y raros al que solo se accede vía pasaporte y en donde se presentó el primer título de la colección, felizmente titulado Ella es Lulú de la mencionada autora.
No dejaron de asistir las superpoderosas amiguitas del editor: tetepostmadonna del brazo de su amado Cobain; Vicky mas felina que nunca, concentrando los enfoques en su corazón carterita; Evelyn con una calma poco común, entre otras nenas habitués a este tipo de evento artístico.
Y entre las altísimas y lúcidas siluetas masculinas, las varoncitas que se quejaban por ser tan frías y no enamorarse nunca, los dragqueen que se pavoneaban y la siempre presente corte gay, la velada tuvo, al ritmo hipnótico de la música electrónica y los apoyos químicos, sus momentos de intensidad cuando, la de ahora en mas famosa Lulú, cantó a dúo haciendo gala de una inesperada aura punk que brillo contra el glamour pop de la escena.
Otro momento memorable fue cuando la Nunca, nunca...diva de rostro antiguo leyorreescribió con su voz apofántica uno de los mejores versos de Lulú, aquel que culmina con espermas y jugo de frutilla.
Pero sin duda el clímax lo logró el editor quien -muy contento y sacado para lo que es su media- nos deleitó con detallismo bizarro en la premier de su siempre anunciada y siempre demorada película.
Y así terminó una maravillosa noche entre poesía, glamour y estro.
Besitos y hasta la próxima fiestita… 


 FIESTITA POÉTICA II
 
Palermo, 10 de octubre de 2003

Una vez más, el Cencerro volvió a sonar. Y para felicidad de unos cuantos, Jesús se nos apareció por detrás.
En la cibercueva de la mantis, el espíritu de Eugenio d’Ors se encarnó por una noche. Con un total look early sexties, no cesó de blasfemar, ante un concurrido público de feligreses que lo ovacionaron con fervor.

Sentado en un oscuro rincón, se hallaba Ulises, el de divina risa. Ya retornado de sus largos viajes y alejado, por fin, de tentaciones químicas. Me contó, halagado, que en un hermoso y perdido paisaje italiano, él era el único gay de todo el pueblo. Y que el país etarra es lo más tranqui del mundo, y que en la primitiva Valencia son todos piromaníacos, y ... qué ... bueno....Londres ... es tan cool…
Hicimos planes para un ansiado y cercano futuro, cuando nuevamente nos encontremos en el barrio gótico de la refinada Barcelona. El me prometió que, entonces, será mi asistente.

Me despedí de su risa y subiendo un escalerita me interné en el toilette.  Refugio femenino si los hay, éste se caracteriza por tener recubiertas las paredes con cerámica veneciana rojo-azul y contar con unos primorosos barquitos de papel que trazan un camino directo al inodoro.
Desde allí, escuché la  voz en out de la afónica cantante, quien triste se consolaba ante la promesa del propóleo. Mientras una repentina maquilladora le prometía lucir renovado makeup muy Betty Boop..

Cuando ya muy tarde me retiraba, observé el aura radiante del editor y sentí por un instante la belleza de lo que se termina.


FIESTITA POÉTICA III

 
Dorr/Dior Party 
Palermo, 16 de abril de 2005

                    “Nunca hay que subestimar el valor de un peinado”
                                                                             David Byrne


En los 80's, bailábamos al ritmo de Talking Heads , consumíamos drogas con la convicción de Nick Cave,  zarpábamos leyendo a Rimbaud, y nos lookeabamos ultra dark a imagen y semejanza de Robert Smith.

En los 90, devenimos loser con Nirvana, deconstruíamos a Derrida, nos impregnó el aura de Bjork y achicábamos el pánico escuchando a Radiohead.

Ahora, piloteamos el massive attack gracias al éxtasis de las raves, total ... igual nuestros cuerpos sobreviven a años sin amor, ya no escribimos sino que remixamos y hacemos pasarela en las performances de Cencerro. 

Este año la temporada poética comenzó más temprano en Buenos Aires. El efecto post-cromagnon obligó a abandonar la oscura cueva de Mantis y encontrar refugio a  la sombra del tenebroso jardín de  la Escuela Alógena. 

Llegamos un poco tarde porque Lady Newell demoró más de lo habitual en producirse. El motivo de la tardanza es como se imaginarán el peinado, pero ella se defiende sosteniendo que nada es más importante en la vida que la peluquería. Insistió en venir porque quiere empezar a rotar por los ambientes literarios porteños para poder implementar una técnica de observación participante. Se trata de un recurso metodológico que le permitirá continuar con el trabajo de campo para su tesis post-doctoral en Oxford.  Según me explicó, la investigación es sobre “ las nefastas influencias de la narrativa hadica en la gauchesca rioplatense” o algo más o menos así.

Apenas ingresamos, la oscuridad nos apresó. Se hacía muy difícil reconocer a los invitados y yo pensé que seguramente era un recurso más a los que nos tiene habituados el Editor de Cencerro, quien no se priva de nada a la hora de organizar sus fiestitas. Pero Lady Newell me tranquilizaba, comentando que era very trendy no identificar demasiado a nadie y saludar distraídamente a todos. 

Por suerte, al ratito, escuché la inconfundible voz de la novia de Kurt Cobain, quien desesperada contaba que se encuentran atrincherados en el dormitorio porque tienen la Casa Tomada. Parece ser que mudados al nuevo departamento en Colegiales, todavía no habían terminado de acomodarse, cuando una noche entra a la cocina y en el momento preciso en que abría la puerta del horno para empezar a preparar la cena ¡oh, surprise!, una tremenda Rata Blanca le gruñó espantosamente. La pobre huyó despavorida, alcanzó a encerrarse en su dormitorio y desde ese día ya no pisan la cocina. Después de un par de semanas de intoxicarse con el delivery cobraron coraje y decidieron poner fin a la pesadilla invasora, gracias a la atemorizante presencia de un finísimo siamés. Ante mi pregunta de cómo se llamaba la mascota, la novia de Cobain dijo que con la urgencia bélica, el pobre gato todavía no tiene nombre y que ellos habían pensado en ponerle Salvador en alusión a la función  pacificadora asignada. Pero entonces, Lady Newell que había escuchado toda la historia, se incorpora a la conversación y agrega que a ella ese apodo tan “catolicucho” le parecía totalmente inofensivo y que no imaginaba como así débilmente bautizado el pobre animal iba a poder hacer frente a la tremenda rata blanca. La objeción cobró sentido, lo que autorizó a Lady Newell a proponer un nombre con mayor poder diabólico y  haciendo honor a la estirpe del felino, se le ocurrió acudir a la onomástica egipcia bautizándolo Tutankamon. Yo puse en duda que con un origen tan remoto, seguramente la maldición habría perdido todo efecto. Pero una voz desde las penumbras replicó que los siameses no eran oriundos de Egipto, lo cual a todos nos pareció evidente. Finalmente y después de varias propuestas que fueron cuidadosamente evaluadas el grupo acordó bautizar al finísimo siamés:  EXTERMINATORMATARATABLANCA.

La amena conversación se vio interrumpida por la voz del editor quien micrófono en mano anuncia el comienzo de la función. A esas alturas de la noche, la Escuela Alógena seguía a oscuras pero ya se encontraba colmada de celebrities. Las performances se sucedían  y en el reflejo azulado de los espejos, que cubrían una de las paredes de la sala, se multiplicaban  los aplausos. Una pareja de amigos editores se me acerca y ante mi pregunta ¿de quién es la escuela? me señalaron una figura que apenas se divisaba cerca de una mesa con bebidas donde se exponían los libritos de Cencerro. Les pregunté si me lo podían presentar y me dijeron que sí,  siempre y cuando recordasen cómo se llamaba porque – igual que Madonna - hacía muy poco que el director  había decidido cambiarse el nombre. Lady Newell opinó al respecto que le parecía muy interesante la variación, ya que una sola denominación no alcanza durante toda la vida.

Entonces tras el comentario de un crítico ocurrente, el poeta  empezó a dramatizar selectos pasajes del primer tomo de su vasta obra titulada “En Busca del Costillismo Perdido”. Lady Newell miraba atentamente y mientras todos nos desmayábamos de risa con las desventuras amorosas del narrador y su musa Victoria Turman, ella, me señaló que la camisa vintage, a juego con los pantalones pitillo de tiro bajo, revelaban un estilo muy trabajado. Me preguntó quién era el poeta y yo le contesté:  se llama Mariano Dorr. “Con razón luce tan arty”, respondió, “con ese apellido tiene garantizado un lugar en el canon” vaticinó “ y además, me hace acordar.... tiene un aire de familia, sí claro!!, se parece a Pete Doherty.” . Yo la miré sorprendida y le dije  ¡!!nada que ver!!! , que en todo caso y dado el tono romántico de la prosa podríamos decir que  se parecía a Alex Kapranos. Ella me lanza una de sus típicas miraditas y después de un largo silencio, finalmente, consensuó conmigo:   “Bueno está bien,  pero no me podés negar que todos ellos comparten el total look diseñado por el genial Hedi Slimane. “Si claro, le confirmé,  tanto The Libertines como  Franz Ferdinand y hasta el mismo Mariano Dorr, todos ellos son chicos Dior.”

Así estábamos discutiendo cuando de repente un sorpresivo cambio de  luz hizo visible en los espejos, apoyada contra la  pared, la silueta de un Stroker. Las dos lo marcamos embobadas. Estaba increíble: alto, super delgado, con un jean gastadísimo y roto justo unos centímetros por encima de la rodilla, una remera de leyenda, las zapatillas de lona de rigor, una larga bufanda anudada al cuello y  enfundado, también él, en una entallada chaqueta que cortaba la respiración. Parecía un dandy decadente como los que diseña Hedi para Dior. Y a su lado, para matarnos de envidia por el resto de nuestras vidas, una albina con una falda estampada con bucólico paisaje sacada de la última colección de Prada. Y además, por si fuera poco, humillaba con su extravagante peinado en blanco atómico que provocó en Lady Newell turbulencias emocionales intolerables y agonías indecibles, al punto tal que se descompensó visiblemente frente al imbatible look del mix Prada/Dior.

Como no sabía muy bien qué hacer frente a su demudado semblante, intenté rescatarla con un ridículo consejo y le pedí que no nos distrajéramos más con el fashion, que estábamos para escuchar poesía, etc, etc. Pero ella me mira amargamente y  recuerda que ya en la década del 20, Virginia Woolf, cuando publicaba sus artículos para la Vogue británica, advertía sobre la importancia de lo que definía como “conciencia de la moda” y “conciencia de la sociedad”.

Gracias a dios se nos acercó el Editor de Cencerro, y observando el peinado de  Lady Newell imprevistamente le dijo. “ Estás nominada al Fierro 2005 al mejor look de cabeza”. Frente a tremendo elogio, Lady Newell pareció recuperar en algo su autoestima. Sin embargo, se levantó y me dijo que se largaba, que ya era suficiente para ella por esa noche. Yo intenté retenerla y le recomendé que se quedara un rato más, ya que faltaban las presentaciones de dos libros: “Tijeras” y después “Cariño”. Pero ella me dice que las tijeras solamente le podían servir para matarse o cortarle las mechas a la albina y en cuanto Cariño, no le interesaba en lo más mínimo, porque ella solo aprecia las sensibilidades enfermizas y por eso le habían interesado tanto las reminiscencias textuales del chico Dior.

Me fue imposible retenerla y lamento lo que se perdió porque al final de la noche apareció un fauno enfundado en una estola y con un pucho en los labios recitó con cariño malsano los siguientes versos que seguramente le hubiesen interesado:

“ Rompémelo cuando estés despierto
Bañame en sangre y espermas
Contaminame con tu saliva enferma
Y cuando el vino arda en tus venas
Sé el verdugo entre mis piernas
Llevame a donde las manos están atadas
Jurame descuartizada”


Bueno mis queridos amigos esto es todo por ahora les dejo la siguiente info para los que quieran profundizar
Para ver el increible desfile de Hedi Slimane para Dior Homme
http://fashion.dior.com/homme/

www.diorhomme.com
Para los libros presentados :
www.editorialcencerro.blogspot.com

Besos y hasta el proximo party




21 de diciembre de 2004,  SUNGLASSES COMPETITION organizada por Maryam Keshavarz y JF. En la foto, de izquierda a derecha: Evelyn Galiazo, Juan Ignacio Marasco, Gabriela Echaniz, José Fraguas, María Silva, Vicky Nana, Juan Rearte, Gabriela Bejerman, Ser Sanguín, Ezequiel Romero y Mariano Dorr.


 ESTRO. Poemashow con Gaby Bex, Gaby Echaniz y Juan Ignacio Marasco.





Santiago Erausquin y Natalia Contreras en EL ALMOHADÓN DE PLUMAS.


LA TIERRA SIN MAL. Ezequiel Romero, Klaudia con K, Law, Ser Sanguín y Vanesa Alexander.











Santiago Erausquin y Natalia Contreras en PARQUE NACIONAL




Flyers

2003





2004




2005

 








2006










2007



2010


2011
2014









tarjetas navideñas